miércoles, junio 12, 2024
Google search engine
InicioEducaciónPiden que Intervenga Consejo Universitario en caso de Yasmín Esquivel

Piden que Intervenga Consejo Universitario en caso de Yasmín Esquivel

Universitarios entregaron este día una solicitud (de tres hojas) en que solicitan la intervención del Consejo Universitario de la UNAM para que ejerza su obligación de hacer cumplir la legislación universitaria aplicando las sanciones por violación a la misma. La Comisión de Honor y Justicia del Consejo Universitario debe intervenir para dirimir sobre las anomalías que se generaron enla UNAM y aplicar la sanción de invalidación del título que ostenta la exalumna Yasmin Esquive! Mossa de Rioboo que fue obtenido de manera fraudulenta y, por tanto, sin cumplir los requisitos esenciales para ello.

Así se lo solicitan cuatro consejeros universitarios y 29 integrantes de sectores y egresados de la UNAM, quienes advierten que de no hacerlo pone en riesgo la credibilidad de todos los títulos “emitidos por nuestra Alma Mater, que podrán ser objeto duda y especulación. Debemos reforzar la confianza nacional en el trabajo de la UNAM, no permitir que situaciones de esta naturaleza empañen el ejercicio honesto y responsable de una profesión”.

“En consecuencia, exigimos que se cumplan los principios universitarios y se retire el título de Licenciada en Derecho que se obtuvo de manera delictiva a la señora Yasmín Esquive! de Rioboo, se investigue a todas las personas que intervinieron en este hecho y se les apliquen las sanciones universitarias correspondientes. Sin más, reiteramos nuestro compromiso con nuestra Universidad y nuestro país”.

Lo anterior es parte de una carta, de tres hojas, entregada este día al Consejo Universitario: La autonomía es un principio fundamental en la Universidad Nacional Autónoma de México por lo que es obligación de todas las personas que en ella estudiamos, nos formamos o trabajamos, garantizarla, respetarla, ejercerla y cuidarla.
De ahí que, en estos momentos cruciales para la vida democrática del país y de nuestra Alma Mater, las 33 personas abajo firmantes, queremos manifestar y solicitar lo siguiente:

a) La autonomía universitaria se logró a partir de la movilización democrática de estudiantes y docentes que inició en 1929, hace casi un siglo, que derivó en nuestra Ley Orgánica de 1945. En este contexto, es importante destacar que dicha autonomía tiene, entre sus puntos esenciales, la capacidad de la Universidad para gobernarse a sí misma, decidir cómo hacerlo, elegir a sus autoridades, tomar decisiones y legislar su actuar de manera independiente…
b) Ha sido notorio cómo la actual administración federal ha pretendido eliminar este principio como lo acaecido el año próximo pasado cuando se presentó en la Cámara de Diputados la iniciativa para modificar nuestra Ley Orgánica; entonces, en cumplimiento con su tarea primordial y con espíritu universitario, el Rector Enrique Graue Wiechers, exigió al Legislativo rechazar tal iniciativa…
c) Desde hace unas semanas, se hizo del conocimiento público un plagio cometido por una exalumna de la Facultad de Derecho. Frente a esta noticia, las autoridades universitarias, en ejercicio de la autonomía y en cumplimiento de la normatividad institucional, constató la existencia del plagio y, en consecuencia, del fraude académico cometido por dicha exalumna, lo que implica, necesariamente, que no se cumplieron los requisitos esenciales para la titulación con el grado de Licenciada en Derecho exigibles en 1987: haber aprobado los créditos obligatorios y optativos del plan de estudios, acreditar la comprensión de lectura en otro idioma, elaborar una tesis que tenía que ser aprobada por cinco sinodales, presentar y aprobar el examen profesional correspondiente.
d) La exalumna en cuestión NO elaboró la tesis, la plagió, como ya han determinados nuestras autoridades, por tanto, no sólo incumplió con los requisitos esenciales para su titulación, sino que cometió un delito que había quedado oculto hasta ahora por la conjunción de diversas voluntades que habría que investigar también.
e) Efectivamente, en ejercicio de la autonomía universitaria, el Rector Graue Wiechers ya confirmó el plagio, pero, de manera inexplicable, el Dr. Alfredo Sánchez Castañeda, Abogado General, cuya misión es contribuir a los fines sustantivos de la Universidad a través, entre otros, el fomento de la cultura de la legalidad; afirmó que la UNAM no cuenta con los mecanismos necesarios para anular un título obtenido de manera fraudulente; es falso, de tal suerte que no es necesario que se renuncie a la autonomía de nuestra Alma Mater y que se derive la solución de este problema a una instancia de la administración pública federal.
f) El plagio, en general, y el de una tesis para obtener un grado universitario, en particular, es un problema de graves consecuencias; es en sí un robo intelectual; es un delito castigado internacionalmente y por nuestro Código Penal Federal en su Artículo 427 del Código Penal Federal así como lo dispuesto tanto en el Convenio de Berna y en el Tratado de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual Sobre Derecho de Autor a los cuales México es Parte. Es cierto que puede haber prescrito en los términos de interpretación tradicional del derecho mexicano; pero sus consecuencias son tales que no es explicable que nuestra Máxima Casa de Estudios renuncie a su autonomía para decidir sobre los efectos legales y sociales de un hecho de esta naturaleza.

Recordemos que una de las funciones de la UNAM es la difusión de la cultura por ello, al no hacerse cargo de la situación que le compete ante estos estos hechos, debemos preguntamos si lo que se quiere difundir es ·la cultura de la ilegalidad.

Comentarios

Comentarios

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments