domingo, abril 14, 2024
Google search engine
InicioOpiniónColumnasMonopolio de los medios masivos en México

Monopolio de los medios masivos en México

Los Pozos de Carlos Pozos

La semana pasada desde La Paz, Baja California Sur –para ser preciso, el viernes 15 del mes en curso– el Jefe de la Nación, Andrés Manuel López Obrador, al término de la conferencia de prensa, expuso la manera sesgada del autonombrado “Gran Diario de México”, El Universal, del que dijo: “¡Qué vergüenza!”, por su actual actitud mercenaria. Pero en la historia también, que es –repito– la maestra de la vida, a un colega periodista acreditado a la fuente presidencial le preguntó: “¿Tú sabes que El Universal en la época de la Revolución estaba a favor de la empresa petrolera

El Águila, y eran los que financiaban el periódico, y no querían la expropiación petrolera?”. Parte de la historia de ese periódico.

Al hacer un poco de historia, recordó que antes, porque se llamaba El Universal desde 1880 más o menos, antes de El Imparcial, era el periódico más visto en México durante el porfiriato.

“¿Saben qué decía en ese entonces? Que ni modo, que el progreso de Yucatán con el henequén se tenía que hacer con la esclavitud de los mayas. Entonces, qué raro que ahora El Universal tenga esa postura que tiene”.

“No es nada personal con Ealy Ortiz”, precisó el presidente. Y hablando de dueños de las empresas mercantiles de comunicación, o como ellos se autonombran, medios de comunicación masiva, les platico que el Centro de Comunicación Social (Cencos), ha revelado que las familias más poderosas en los medios forjaron sus fortunas durante el siglo XX y controlan 24 de los 42 medios con más audiencia en el país.

Y, para su información, aquí las tienen: Azcárraga Jean (Grupo Televisa) controla el 50 por ciento de las señales de televisión abierta y 60 por ciento de los accesos a televisión de paga en México; Salinas Pliego (Grupo Salinas), controla cuatro de los seis canales de televisión abierta. Su televisora recibió –tan sólo en el año 2016– cerca del 10.6 por ciento del dinero para publicidad oficial; Azcárraga Madero (Grupo Fórmula) opera más de 100 estaciones radiofónicas en México y Estados Unidos, donde se transmiten seis de los 10 noticieros más escuchados; Aguirre Gómez (Grupo Radio Centro) controla al menos 50 emisoras radiofónicas; Vargas Gómez (MVS) controla cuatro cadenas de radio, cuatro de televisión y es dueña de Dish. MVS es conocida por haber despedido a la periodista Carmen Aristegui luego de denunciar los actos de corrupción detrás de la “Casa Blanca” del presidente Enrique Peña Nieto. Ahora Aristegui esta con el grupo de Aguirre Gómez (Grupo Radio Centro).

El mencionado Juan Francisco Ealy Ortiz (Grupo El Universal) controla tanto la versión impresa como el sitio web, el cual es el portal informativo más leído en el país –aunque no el de mayor tiraje o circulación–. En tanto que Francisco González y su familia (Grupo Multimedios) son los dueños de Milenio, tanto la edición impresa como el portal web y el canal de noticias. Los Junco de la Vega (Grupo Reforma) controlan los periódicos Reforma, El Norte y Mural y tienen una mancomunidad con la página web de Aristegui Noticias.

El poderoso Carlos Slim Helú (Grupo América Móvil) controla el portal UNO Noticias, el cual envía noticias vía mensaje de texto a todos los teléfonos de Telcel. Posee ciertas acciones en el New York Times. Vázquez Raña (Grupo Imagen y Grupo Empresarial Ángeles) controla el periódico Excélsior, TV Imagen y Radio Imagen. Vázquez Ramos (Organización Editorial Mexicana [OEM]) controla a las 70 ediciones locales de El Sol de México, 24 radiodifusoras y 43 portales de Internet, incluida una agencia de noticias (Informex).
Hasta antes de la llegada de la 4T, donde cambia la relación con esas empresas mercantiles de manipulación, los periódicos, las estaciones de radio o las cadenas de televisión en México, su mejor y único método de supervivencia significó confiar en el poderoso gobierno, que destinaba sumas millonarias de pesos a difundir publicidad oficial, con la frase que hizo famosa el presidente José López Portillo: “No te pago para que me pegues”.

Esta administración –2018-24– no cambió del todo: disminuyó sustantivamente la inversión en publicidad, pero continúan siendo los de siempre los beneficiados por las pautas publicitarias, sin tomar en cuenta a los medios alternativos o independientes de las benditas redes sociales. Sólo exhibió una lista de medios y periodistas que más publicidad institucional recibieron en anteriores sexenios.

A pesar de que el “deporte nacional” es golpear, criticar y hasta insultar al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se puede ver día con día que la efectividad comunicacional de los otrora poderosos medios de comunicación masiva como Televisa, Televisión Azteca, Imagen TV, El Universal, Reforma, La Crónica de Hoy, Excélsior, El Sol de México, y muchos más, son cada vez mucho más débiles en presencia y dominio, así como su tendencia de influencia es a la baja.

Hoy por hoy, las benditas redes sociales son las que marcan tendencia e informan a las audiencias; con ello el consumo de contenidos de las audiencias viró hacia la virtualidad de las redes sociales, de las páginas web y de los canales de YouTube, por eso se dice: “Mejor youtubero que chayotero”… Hasta aquí con Los Pozos de Carlos Pozos. Y si desean que le haga su pregunta al Presidente de México en la conferencia de prensa “mañanera”, por favor háganmela llegar al correo: lordmolecularedacción@gmail.com, vía X a: @lordmoleculaoficial, o bien, visiten nuestro portal https://www.lordmoleculaoficial.com/ así como también pueden ver mi Canal Lord Molécula Oficial.

Comentarios

Comentarios

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments